ALERTA DE LOS HEPATÓLOGOS

El consumo de alcohol ya está detrás de más de la mitad de los casos de cáncer de hígado

Los hepatólogos alertan del "fracaso de las políticas" para combatir su consumo y que no se ha logrado revertir "el peso de este como causa principal de hepatocarcinoma"

El alcohol provoca el 50% de las cirrosis hepáticas. / FREEPIK

Mensaje alto y claro de los hepatólogos, muy combativos con el consumo de alcohol en España. Primero, una advertencia: ya está detrás de más de la mitad de los cánceres hepáticos. Es más, solo o asociado a otras causas, supone hasta el 55% de los casos de cáncer de hígado, el segundo que más años de vida resta. Pero, además, los especialistas critican: la evolución de su etiología entre 2008 y 2023 "muestra el fracaso de las políticas para combatir el consumo de alcohol, que se mantiene estable en España como primera causa de hepatocarcinoma (CHC)".

Un tirón de orejas con motivo del 49 Congreso de la Sociedad Española para el Estudio del Hígado (AEEH) que, del 14 al 16 de febrero, se celebra en Madrid y al que está prevista la presencia de más de 900 especialistas para debatir sobre "el preocupante crecimiento de las patologías del hígado, y su impacto a edades cada vez más tempranas, incluso entre jóvenes y adolescentes". Cada año se diagnostican en España 6.600 nuevos casos de cáncer de hígado, la mitad de ellos en estadios muy avanzados, y es la principal causa de muerte en los pacientes con cirrosis provocada por consumo de alcohol o hepatitis virales.

La celebración de este encuentro científico coincide con dos hitos importantes, apunta la sociedad científica. Por un lado, el anuncio por parte del Ministerio de Sanidad de un anteproyecto para prevenir y combatir en los menores el consumo de alcohol, que se ha convertido "en el enemigo público a batir para la salud del hígado". Por otro lado, el décimo aniversario de la aprobación por la Agencia Europea del Medicamento del primer antiviral de acción directa (ADD) que lograba curar la hepatitis C.

Prevención

En el Congreso de Madrid se presentarán los resultados del III Registro de Carcinoma Hepatocelular (CHC), que recoge datos demográficos y clínicos de 767 pacientes con diagnóstico de tumor hepático primario extraídos de 52 centros hospitalarios entre el 1 de octubre de 2022 y el 31 de enero de 2023. Estos datos, señalan los especialistas, permiten conocer la evolución de la etiología del cáncer de hígado a lo largo de los últimos quince años en nuestro país y muestran de forma indiscutible que el consumo de alcohol es su primera causa, tanto si se considera de forma aislada (29,9% de los casos), como asociado a otras causas (54,9% de los casos). 

El cáncer de hígado es ya el tipo de cáncer que más años de vida resta a la población, advierten los especialistas

Este dato, aseguran los hepatólogos, muestra "el fracaso de las políticas para combatir el consumo de alcohol, que no han logrado revertir el peso de este como causa principal de hepatocarcinoma, que se mantiene estable". Esto significa que casi seis de cada diez cánceres de hígado en España se deben a esta sustancia.

Añaden los especialistas que, además, se dan "dos circunstancias paradójicas y al mismo tiempo confluyentes: mientras el cáncer de hígado es ya el tipo de cáncer que más años de vida resta a la población, la percepción sobre los riesgos del consumo de alcohol sigue sin modificarse en nuestro país, y de hecho los jóvenes inician su consumo a edades cada vez más tempranas y con patrones asociados a un mayor riesgo (ingesta de grandes cantidades de alcohol en pocas horas)".

El imparable hígado graso

Al mismo tiempo, el III Registro sobre Carcinoma Hepatocelular de la AEEH observa un incremento del este tumor en personas con enfermedad hepática en fases más leves, sin presencia de cirrosis, que casi se duplica, del 4,2 al 7,9% de los casos, "y muestra de forma inequívoca el crecimiento de los casos de cáncer de hígado provocados por la esteatosis hepática metabólica, EHmet, que es como se conoce a la patología del hígado graso".

El aumento de casos de hígado graso "preocupa y mucho" a los especialistas

En comparación con los datos de los años 2008 y 2014, los resultados del Registro muestran un aumento de casi diez puntos (1,9% versus 5,9% y 11,8%) en el porcentaje de hepatocarcinomas debidos a EHmet, que se confirma como tercera causa del cáncer de hígado, y la que presenta un crecimiento más rápido, detallan los hepatólogos.

"Se trata de una tendencia que preocupa, y mucho, a los especialistas, que consideran de hecho que la esteatohepatitis será en una década la primera causa de CHC, dado el avance de la prevalencia del hígado graso. Se estima, de hecho, que esta patología afecta ya a más de diez millones de españoles, de los que cerca de dos millones presentarían inflamación del hígado (esteatohepatitis) y, de ellos, 400.000 presentarían ya una cirrosis hepática, con la agravante de que en su mayoría aún no han sido diagnosticados".

Una mujer con obesidad /

Shutterstock

Un "avance imparable" que preocupa "por muchas razones y particularmente por la incidencia que puede llegar a tener sobre el cáncer de hígado". "La presencia de cáncer de hígado en pacientes con hígado graso en España se ha triplicado en la última década, y con esos datos está todo dicho acerca de la magnitud del problema que debemos afrontar", asegura el presidente de la AEEH, Manuel Romero.

La "buena noticia"

La "buena noticia" concluyen los especialistas en vísperas de su congreso científico es el continuado descenso del peso de la hepatitis C (VHC) sobre el total de casos de CHC, que se ha reducido en catorce años del 43% al 17,5%. "Un hito que permitió un giro de 180 grados en la historia de esta enfermedad infecciosa y que hoy coloca a nuestro país ante la oportunidad de conseguir un gran logro de salud pública: su eliminación en poco más de tres décadas después del descubrimiento del virus, para lo cual será necesario realizar un último esfuerzo de cribado, particularmente entre colectivos vulnerables", señalan los médicos.

A pesar de esta progresión, matizan, sigue siendo el segundo factor de riesgo para el cáncer de hígado, motivo por el que "piden un último esfuerzo para lograr su eliminación, la cual pasa, en gran medida, por intensificar el cribado en las poblaciones vulnerables y facilitarles el acceso al tratamiento".

Modelo carcinoma de hígado en 3D /

Imagen Jan Witowski

Además, los datos del III Registro de la AEEH no solo muestran que la epidemiología del cáncer de hígado está cambiando, sino también que el esfuerzo por aumentar la detección "con programas de cribado no está resultando suficiente". En este sentido, destacan que la proporción de pacientes con cirrosis diagnosticados de cáncer en los programas de cribado no ha cambiado y, por tanto, "no logra despegar". En el momento actual, el 43% de los casos son detectados fuera de estos programas.

El problema, zanjan los médicos, es que cuando el diagnóstico de carcinoma hepatocelular se realiza fuera del cribado, la enfermedad se encuentra en una fase más avanzada en la que es menos probable que se les pueda ofrecer un tratamiento curativo, lo que redunda en un pronóstico significativamente peor. Estos resultados indican la necesidad de mejorar los programas de detección de cáncer de hígado.